martes, 7 de septiembre de 2010

En el país del pisco…


Escribe Livio Pastorino

A Juan le interesa ingresar en el negocio de elaboración de pisco, por lo tanto decide ir a buscar información en el Comité Regulador del Pisco, el único organismo autorizado, creado por los productores de las 5 regiones con denominación de origen. Este organismo totalmente privado es manejado por un directorio de 6 miembros, cinco de los cuales son elegidos en cada región por los productores y uno, un Catador Independiente por la Cofradía Nacional de Catadores de Pisco. Todos ellos votan para elegir al presidente del Comité Regulador por 2 años, con opción a dos años más.

Cuenta con un profesional encargado de la gerencia que de acuerdo a estatutos no debe tener ningún vinculo con la actividad pisquera, esto significa que nos es productor, ni distribuidor, no trabaja ni ha trabajado para ninguna bodega, es más si no le gusta el pisco mejor. El se encarga de organizar y conseguir los ingresos para la buena marcha del Comité Regulador.

Juan no es productor de uva así que tiene que comprar su materia prima, para esto el comité le sugiere varios productores registrados de uva pisquera donde poder adquirirla con garantía. Además le ofrece un curso sobre viticultura, elaboración de pisco, otro de cata, dictados en el mismo comité, para su capacitación.

Para Juan esto es importante porque su proyecto no es solo elaboración de pisco quiere incursionar en la siembra de uvas pisqueras para poder cerrar el círculo: materia prima, elaboración y mercado, otro excelente servicio que le brinda el Comité Regulador ¿A qué mercado dirigirse? ¿Cómo hacerlo? ¿Por dónde empezar?

Por supuesto Juan sabe que para lograr su objetivo tiene que haber algunos requisitos que nos exige el Comité, que además cumple la labor de emitir la certificación correspondiente a todos los piscos que se venden y envían al exterior. Además de elaborar el pisco de acuerdo a la Norma Técnica Peruana NTP 211.001.2006 tiene que incluir en etiqueta la procedencia de la uva pisquera, su número de certificado de denominación de origen actualizado, año de cosecha (añada), lotes, origen del destilado, etc.

En todo momento los supervisores del Comité lo acompañaran en el proceso para darle la información necesaria a tiempo. Elaborar pisco demanda conocimiento, no se puede improvisar, es un trabajo al cual hay que dedicarle tiempo y dinero.

Cuando llegó Juan al Comité Regulador del Pisco solo tenía el capital y la idea de elaborar pisco, no sabía cómo, ni a quien lo iba ofrecer, su entusiasmo y el apoyo del Comité le permitieron crear su empresa y tener éxito. ¿No les parece excelente? ¡Total! Soñar no cuesta nada…

¡Hasta La Próxima!

Fundador de la revista electrónica Elpiscoesdelperu.com
“Difundiendo la Cultura del Pisco en más de 60 países”
Especialista y Catador de Pisco del Idvip de la Universidad de
San Martín de Porres, Miembro de la Cofradía Nacional de Catadores de Pisco “Francisco de Caravantes”, de la Asociación de Catadores Independientes de Pisco "ACIP" que publica el blog http://www.nochesdecata.blogspot.com